En el primer trimestre del año es común en muchas organizaciones elaborar los objetivos de negocio. Los cuales tienen el propósito en llevar a la organización al destino planificado y es por ello fundamental comprender de la mejor manera esta sincronía entre objetivos y las prioridades.

Al igual que otras situaciones existen diferentes perspectivas o puntos de vistas y en esta ocasión estaremos abordando desde la perspectiva de la organización como la del colaborador y de esta manera te brindaremos de un panorama mas amplio que será de gran utilidad al momento de redactar tu aporte a la organización a través de los objetivos con la que serás medido al finalizar el año.

Desde la perspectiva de la organización:

Las empresas tienen diversos procesos que les permite acercase al visón decretado a través de la ejecución de su misión o razón, enmarcado del contexto o cultura organizativa con sus respectivos documentos tales como los códigos de ética, principios corporativos, matriz de liderazgo entre otros.

Existe un proceso fundamental que es conocido como el Plan Maestro Organizativo en el cual se establece las prioridades que deberá tener el foco o la debida atención los diversos recursos de la empresa para alcanzar la meta deseada a través del cumplimiento de objetivos.

Este plan Maestro puede tener diversos pilares tales como:

  • Desarrollar el talento humano.
  • Eficiencia en la operación.
  • Crecimiento económico.
  • Reducción del impacto al medio ambiente, entro otros.

Estas prioridades que la sociedad considere necesaria deberán tener el mayor recurso disponible para garantizar la sustentabilidad de la operación a corto, mediano y largo plazo. Es por ello por lo que se elabora dicho plan para un periodo de 3 años habitual y anualmente se revisa las condiciones del entorno para considerar si es necesario realizar alguna adaptación en los años planificado y de la misma manera se incluye las acciones correspondientes al nuevo año que estará disponible en la medida que se recorremos el calendario.

En dichas prioridades se definen los objetivos generales que se deberá cumplir que garantice el cumplimiento de dicha estrategia. En estos objetivos generales que se han establecidos se descomponen en unos cuantos objetivos que será repartido entre las diferentes unidades que tienen alguna participación directa en los resultados en que afectan de forma positiva o negativa la gestión empresarial.

Estos Objetivos que son entregados a cada Unidad de Negocio o Gerencia tiene el propósito de que los equipos funcionales de dicha área puedan establecer una serie de objetivos específicos que generen el impacto deseado en la estrategia establecidas por el negocio.

El equipo responsable que todo este mecanismo funcione adecuadamente aplica diversas herramientas y algunas de ellas son:

  • Mapeo de competencias: Consiste en evaluar las competencias ideales que se deberá tener para garantizar el cumplimiento de los objetivos generales y así llegar a la meta. Por lo que se recomienda clasificarlo en 3 categorías:
    • Para todos los colaboradores: Habilidades que todo el miembro de la organización debería contar.
    • La jefatura: Una cantidad definida de Competencias que permite a las personas que cuentan con personal a cargo la eficiencia de su gestión.
    • Miembros de Dirección: Deberán desarrollar múltiples pericias que les permita llevar a la organización al siguiente nivel.
  • Al tener identificado las competencias y desempeño por cada una de las áreas y según la posición que ocupa el colaborador se procede a la construcción de la “Matriz de Competencias” que permitirá a la organización contar con un marco estratégico en los comportamientos que desea evidenciar en cada miembro de su equipo.
  • Clasificación del nivel de desarrollo de la competencia: la cual se obtiene al evaluar los resultados alcanzados versus lo deseado con el propósito de contar con la información adecuada de las oportunidades existentes que requiere de alguna de las herramientas que la empresa pueda colocar a disposición para mitigar los riesgos existentes.
  • Elaboración del “Plan de desarrollo” en donde se puede aplicar la metodología creada en los años 80 por 3 investigadores (Morgan McCall, Michael M. Lombardo y Robert A. Eichinger) del 70 / 20 / 10. La cual consiste que se prepare al equipo con una estructura adecuada para el cierre de Gaps.
    • 10% del tiempo nos dedicamos a adquirir el conocimiento a través de e-learning, lecturas, cursos entre otras modalidades.
    • 20% es el aprendizaje que se obtiene por la exposición con otros, es decir el acompañamiento de un experto quien nos va orientando en las diferentes etapas de la tarea y a través del modelaje comenzamos a aprender las acciones que esperan de nuestra parte.
    • 70% consiste la experiencia forma integral, en donde construimos y ejecutamos las acciones que permita transferir el conocimiento a otros, permitiendo de esta manera obtener una mayor profundidad para determinar la forma adecuada para enseñar, es decir ser el maestro de otros maestros.
  • Ejecución del Plan de desarrollo y mejoras: En esta etapa la organización empodera a los colaboradores para asumir la responsabilidad en la ejecución y seguimiento del “Plan de desarrollo” y que tenga alineación con otros pilares como puede ser el equipo de educación y entrenamiento; Mejora continua, RR. HH. entre otros para fomentar una filosofía que permita mejorar en la medida del tiempo con la consideración necesarias.
  • Evaluación y Calibración: La jefatura debe brindar el debido soporte a su equipo para contar con el espacio y revisar el avance de las actividades correspondiente al “Plan de Desarrollo” y prestar atención con la empatía necesaria que permita identificar las oportunidades necesarias que garantice un feliz termino antes de la evaluación correspondiente al cierre del año y es por ello que contar con espacios intermedios a la fecha limite incrementará las oportunidades para corregir el rumbo si fuera necesario y evitar llegar a la evaluación para darse cuenta de laguna oportunidad y no contra con el debido tiempo para ajustar.

Desde la perspectiva del colaborador:

Es necesario que los colaboradores se tomen el debido tiempo para comprender el funcionamiento de la organización a que pertenece y a continuación les presento algunas recomendaciones para que los tengan presente en su lugar de trabajo:

  • Entendimiento de los “Objetivos Generales”: Comprender las prioridades del negocio y sus respectivos objetivos juega un papel significativo en nuestra gestión, debido que nos brindará la oportunidad en identificar desde nuestra posición o el rol que estamos asumiendo dentro de la empresa para aportar al cumplimiento de dichas metas.
  • Revisión de las competencias establecidas: En las organizaciones existe en su mayoría un documento denominado como la descripción de cargo, en donde se encuentra especificado las habilidades necesarias para realizar las funciones del cargo. Adicionalmente hemos podido leer en el artículo que se puede contar con la “Matriz de Competencia” y ambos documentos nos brindará un mayor panorama más amplio y claro de los comportamientos que la empresa espera de nosotros.
  • Elaboración de Objetivos del año: es una actividad que se realiza dentro del 1er. Trimestre de año en la mayoría de los casos en donde el colaborador redacta sus compromisos ante la organización para contribuir a los objetivos generales del negocio desde su posición o cargo y para ello se recomienda aplicar la “Metodología S.M.A.R.T.”. Cuyo acrónimo al español se refiere a:
    • “S” Especifico.
    • “M” Medible (cualitativo y cuantitativo según el caso).
    • “A” Alcanzable y desafiante.
    • “R” Relevante (alineado a los objetivos generales del negocio).
    • “T” Temporalidad (dentro de un lapso limitado).
  • Construcción y ejecución del “Plan de desarrollo”: Es responsable en construir aquellas actividades basados en el modelo 70 / 20 / 10 para obtener los conocimientos y pericias necesarias en aquellas competencias que obtuvo un requerimiento de desarrollo para llegar al nivel deseado. Es importante señalar que existen situaciones que el colaborador se encuentre en nivel deseado o desarrollado y requiere un proceso de desarrollo, bien sea para prepararlo para nuevos desafíos o que se presentan algunas circunstancias puntuales que requiere un nivel altamente desarrollado para hacer frente al desafío.

2 poderosas herramientas para desarrollar tus competencia y desempeño:

Toda esta dinámica nos lleva a aplicar herramientas adecuadas que nos permita construir nuestra mejor versión. Es por ello por lo que estaremos abordando 2 herramientas que puedes colocar a tu disposición conocidas como la retroalimentación o “Feedback” y el “Coaching”.

EL Feedback: Es una herramienta que es de utilizada para aquellas situaciones especificas que se pudo observar en un momento dado y consideramos oportuno hacer mención en el debido momento para evitar que se repita en el futuro, para ello es importante comprender que se trata en aquellas situaciones que se dieron en el pasado y que se utiliza en 1 sola oportunidad en dicha situación.

Es necesario aplicar la debida estructura al momento de ofrecer dicha retroalimentación, por lo que es aconsejable:

  1. Pedir permiso a la persona para realizar el Feedback.
  2. En caso de contar con el debido permiso aplicar la herramienta con una estructura adecuada como:
    1. Hay que indicar que el comportamiento que se observó.
    2. El que impacto que generó (basado en hechos y evidencias).
    3. La emoción que nos hizo sentir y
    4. La invitación a buscar un punto de mutuo acuerdo.

Ten presente que esta retroalimentación se debe realizar en el momento más cercano cuando ocurre los hechos para tener un mejor impacto y que no puede ser utilizado nuevamente en otra situación como un historial de sucesos (salvo que se repita la misma situación y se abordaría desde lo acordado).

EL Coaching: Es una herramienta con mayor impacto en nuestras vidas porque nos invita a cambiar hábitos, derribar creencias que nos aferra en un mismo punto y se trabaja desde el presente hacia el futuro.

Esta metodología se utiliza en varias sesiones en donde a través de preguntas se evalúa el escenario para determinar el mayor número posible de soluciones ante una problemática y que se alinee a nuestros valores.

Aplicar cualquiera de sus modelos será un excelente aliado en tu proceso de desarrollo, teniendo presente que existen otras disciplinas tales como la mentoría, consultoría, terapias, entre otras y cada una de ellas posee propósitos diferentes.

Ahora que conoces las perspectivas de la organización, del colaborador y algunas herramientas que puedes poner en práctica te pregunto:

¿Qué requieres para cumplir con tus objetivos profesionales para este año?