Como consecuencia del constante anhelo de mejora propio del ser humano, cada cierto tiempo surgen nuevas tecnologías, nuevos recursos y como consecuencia nuevas tendencias en HR.

Nuestro deber en Recursos Humanos es informarnos de las nuevas tendencias para discernir cuales se acoplan a nuestras organizaciones, pero para ello, es necesario conocer nuestra cultura, nuestro propósito y a nuestros colaboradores, solo de esa forma sabremos qué futuro nos espera o qué futuro se adapta a nosotros; porque, citando a Peter Drucker, “la mejor manera de predecir el futuro es creándolo”, y para generar algo nuevo debemos aprender de lo ya construido.

Entonces, surge la interrogante, cuáles son los futuros caminos de HR por los cuales tendremos que aprender a caminar.

A continuación, les presentamos algunas de las tendencias que tienen o podrían tener impacto en Recursos Humanos durante los próximos años:

1.      Trascender en HR: Cuidar nuestra fuente de ayuda

Debido a la constante adaptación que surge en muchos ámbitos de trabajo, las organizaciones se dieron cuenta de la importancia del área de Recursos Humanos. Esta área se encarga de apoyar y apalancar a distintas redes internas de las empresas, pero qué se hizo para cuidar de esta área, como profesionales encargados de gestionar personas, qué hicimos para gestionar nuestro núcleo de acción.

Para permitir que HR trascienda, es imprescindible no descuidar la fuente de ayuda y apoyo de toda la organización. Así como se genera planes de desarrollo, de mejora continua, de aprendizaje constante, de compensaciones, etc., que ayudan a la empresa, también se debe poner el foco en el área de Recursos Humanos.

2.      Pensar en el colaborador como pilar de nuestra empresa: Reskilling y Upskilling

En la actualidad hay una diferencia mayor entre las competencias/conocimientos que buscan las empresas para ser competitivas y los conocimiento/competencias que forjan en las instituciones donde se obtiene un grado académico.

Si bien es cierto, hay colaboradores que buscan actualizar sus conocimientos de forma constante, a estos les puede resultar difícil encontrar las herramientas y/o los sitios donde se pueden actualizar de forma eficiente y eficaz.

Las organizaciones deben tener la capacidad de detectar y organizar un plan de aprendizaje y desarrollo por puesto de trabajo y por individuo. Debido a que dos personas de un mismo puesto, no necesariamente tendrán las mismas competencias a mejorar.

En las organizaciones están empezando a utilizar o afianzar el uso de plataformas como “Learning Experience Platforms”, diseñada para generar experiencias de aprendizaje personalizadas utilizando Inteligencia Artificial y análisis de datos.

Asimismo, algunas organizaciones se asocian con empresas o instituciones que ofrecen plataformas educativas, para que estas, dentro de su amplio catálogo, brinden la capacitación adecuada al colaborador.

En general las EdTech deben ser el foco de las organizaciones, debido a que pueden ser el socio ideal para la capacitación continua (como el caso de HPI International, que brinda contenido de formación).

3.      Formar líderes

La competitividad generada a partir de la globalización ha hecho que las empresas empiecen a tener mejoras en innovación, calidad de productos y servicios, infraestructura, relaciones comerciales, etc., pero una parte igual de importante que lo anterior es el colaborador líder.

Contar con buenos líderes dentro de la empresa facilitará e impulsará el trabajo en equipo, el cumplimiento de objetivos y por ende, la obtención de resultados.

A  modo de ejemplo, IBM o la International Business Machiness Corp, en la búsqueda de formar líderes, sin importar el cargo que tengan sus colaboradores, ha llevado a cabo programas de mentoring y shadowing.

IBM se enfoca en el aprendizaje y fomento de liderazgo en todos los niveles de la organización bajo el esquema de “leaders teaching leaders”, además de considerar que los programas de liderazgo se deben reinventar constantemente y deben ser instaurados en el colaborador desde su contratación, creando para ello su Academia de liderazgo IBM.

Entonces, te invitamos a reflexionar sobre algunos aspectos como; ¿Tengo líderes dentro de mi organización?, ¿acaso, yo soy un buen líder?, ¿qué estoy haciendo para fomentar el buen liderazgo dentro de mi organización?

4.      La gamificación como gestión del conocimiento

La gamificación consigue que los colaboradores se involucren con las actividades, esto a partir del reconocimiento, feedback, distención, colaboración, etc.

Asimismo, las investigaciones demuestran que la gamificación llega a generar  beneficios como:

–         Promover la creatividad y motivación: Este espacio nos permite participar de forma distendida, lo cual genera que podamos reflejar aquello que nos ayude a conseguir nuestros objetivos sin miramientos o sin barreras que bloqueen nuestra innovación y/o creatividad

–         Estimular el trabajo en equipo: Implementar actividades donde los colaboradores contribuyan con otras personas, permitirá estrechar los lazos y disminuir el miedo a trabajar en equipo.

–         Favorecer la integración del colaborador en la empresa: Al ser parte de una actividad conjunta, no solo estimulas el trabajo en equipo, sino también, ayudas a que las personas se sientan parte de un propósito.

Entonces, ¿qué tanto de lo mencionado se está fomentando en nuestras organizaciones?, ¿acaso estamos cuidando el desarrollo de nuestros colaboradores?, finalmente, ¿los vemos como pilar clave de nuestro crecimiento o como una pieza más de nuestra organización?