Cambiar es un proceso que a diario estamos expuestos en los diferentes escenarios en que participamos e incluso a lo largo de nuestra vida, por lo que es importante tomarnos el debido tiempo para aprovechar al máximo las oportunidades que nos brinda las etapas de transición.

Recordemos los ciclos que hemos experimentado en nuestra vida, desde el momento que somos concebidos donde nuestro cuerpo se prepara durante los nueves meses en el vientre de nuestra madre para nacer en esta maravillosa vida. Así mismo en nuestra infancia, adolescencia, juventud y en la adultez tenemos cambios en nuestro cuerpo, en nuestra mente, nuestra perspectiva de vida.

En general nuestro organismo sustituye un gran número importante de nuestras células y de esta manera tenemos situaciones en nuestro entorno en donde se presenta un cambio bien sea de forma planificada o repentina.

El cambio es definido por la real academia española como “Acción y efecto de cambiar” y cambiar es el proceso de sustituir una cosa o situación por otra.

En nuestras emociones se presenta en algunos de nosotros el miedo bien sea por las situaciones conocidas o desconocidas que podemos enfrentar en determinados escenarios y un proceso natural en donde nuestras experiencias, creencias, interpretación es lo que nos va a generar nuestro sentimiento al darle un significado al conjunto de estas condiciones que para algunos puede representar una experiencia agradable o incomoda.

Para contribuir en nuestro proceso de cambio me gustaría compartir 5 claves que va a facilitar la transición de una etapa a otra:

  1. Identifica en cual etapa del cambio se encuentra: Me gusta compartir un modelo que estudie en mi certificación en el diplomado del Coaching Ejecutivo que aborda 3 etapas en el proceso de Cambio que lo conforma 9 fases en donde la primera etapa se encuentran el inicio, la resistencia del cambio, la negación. En la segunda etapa están la inconformidad, la queja, la victimización y en la tercera etapa encontraremos la prueba, la aprobación y la alineación.
  2. Soltar el peso muerto: Evaluemos tres aspectos que podemos liberarnos para sentirnos más cómodos como es dejar aquella creencia que hemos adquirido en nuestra vida y que nos pueda estar impidiendo avanzar de forma eficiente. Tomar la debida distancia de aquellas personas que puedan estar Fernando su proceso de cambio, en vista que no comparten sus valores o tengan el mismo rumbo y así mismo del pensamiento social que no aporta a su visión.
  3. Tomar la postura adecuada como protagonista de su historia con la claridad del impacto que desea generar y teniendo presente desde la posición y el lugar que desea ser reconocido ¿Victima o protagonista?
  4. Desarrolle una estrategia que le permite avanzar en su proceso de cambio considerando acciones basados en el modelo 70/20/10. En donde el 10 es aquellas actividades que podemos realizar para adquirir el conocimiento necesario como tutoriales, cursos, lectura, talleres que nos permita adquirir el conocimiento necesario para nuestro avance. El 20 es el acompañamiento de un experto que nos va a contribuir desarrollarnos haciendo y las diferentes disciplinas como mentoría, consultoría, coaching entre otras son una excelente opción. Y el 70 es cuando tenemos acciones que podemos realizar sin el soporte de otros para crear, enseñar o facilitar hacer frente al desafío en que estamos atravesando.
  5. evalúe el modelo de gestión del cambio que considere que se ajusta a su realidad, tales como: ADKAR; Lewin; 8 pasos de Kotter; McKinsey 7-S; Nudge entre otros modelos. Con el propósito de contar con una estructura y aplicarlo de forma consciente que será un excelente aliado y en especial nos brindará una mayor información, aprendizajes para los próximos cambios que tendremos en el futuro.

Podemos evaluar las distintas situaciones vividas como aquellas en la que podemos estar atravesando en la actualidad e incluso las que tendremos en un futuro inmediato y aplicar estas 5 recomendaciones para encontrar las acciones que nos fueron de utilidad y determinar aquellas que podemos mejorar y de esta manera estaremos viviendo los procesos de cambios con una mejor aptitud y con la actitud adecuada.